El sentido penitencial

Muchos alumnos de Gamarra se preguntan en el reparto de túnicas el motivo por el que los nazarenos tiene que ir con la cara tapada. Eso, obviando la excepción de los más pequeños que van con faraona, claro. Pues bien, el sentido de la penitencia y el anonimato son características fundamentales del nazareno, bien portando una vela, una palma o cualquier insignia.


El nazareno es ante todo un seguidor de Jesús de Nazaret, que se despoja de su nombre y su apellido y se convierte en anónimo pueblo de Dios, de ahí que no tenga sentido ir ataviado con la túnica y con la cara descubierta.

Y esto, tanto durante la procesión como antes o después de la misma, de ahí que no tenga sentido ver a nazarenos camino de la procesión, tan absurdo como ver a un bombero o un policía vestidos con su uniformes de trabajo en sus día libres.