Yo quiero salir de romano

En el reparto  de túnicas y tallaje de la procesión de Gamarra ocurren muchas anécdotas dignas de mención, en especial con los comentarios que hacen los alumnos más pequeños. Dos hermanos, que no superan los 10 años tenían muy clara su preferencia cuando se les preguntó si querían salir de nazarenos en el Cristo o en la Virgen. Tenían muy claro que querían salir de romano, con espada y con una máscara, al más clásico estilo del Santo Traslado o de Puente Genil.

Se les explicó que por ahora no disponemos trajes infantiles de romanos, incluidas las sandalias, pero sobre todo la participación en la procesión servirá, como catequesis didáctica, para comprender la diferencia entre un disfraz y un hábito penitencial.