Advocación - Ntra. Purísima Madre del Buen Camino

Las Advocaciones son un título, referencia o nombre aludido que se otorga a un lugar, figura, imagen o recuerdo. Literalmente indica el “modo de llamar” o designar. En los Evangelios podemos leer diferentes formas de designar a Jesús, de otorgarle diferentes títulos: ‘Buen Pastor’, ‘Alfa y Omega’, ‘Cordero de Dios’, ‘Rey de Reyes’, etc; pero no por ello debemos entender que hay diferentes Jesús. Así también sucede con la Virgen María, a pesar de ser una sola, se le otorgan distintos nombres y títulos.

Para la elección de la advocación de la Dolorosa tallada por el escultor José Mª Ruiz Montes y que recibirá culto en la capilla del Colegio de Gamarra se quiso contar, desde el primer momento, con las sugerencias y opiniones de los socios, comunidad educativa de Gamarra (profesorado, alumnado, PAS), religiosas de la Congregación de las Hijas de Jesús, antiguos alumnos e incluso el propio escultor.

Se ha tratado de un periodo enriquecedor, de reflexión sobre la forma en la que la Madre Cándida se refería a la Santísima Virgen en sus cartas y apuntes espirituales, las letanías marianas, las enseñanzas del Papa Francisco, y todo ello en el contexto de un centro religioso fundado por las Hijas de Jesús, Congregación centenaria con un carisma propio basado en la espiritualidad ignaciana.

La advocación elegida, única y original en las Dolorosas malagueñas y andaluzas, es Nuestra Purísima Madre del Buen Camino. Así, la primera parte de la misma, conecta con la persona de la Madre Cándida, fundadora de la Congregación, que se refería habitualmente a la Virgen María como "Nuestra Purísima Madre", referencia en el encabezamiento de sus cartas. Asimismo, el Dogma de la Inmaculada Concepción vincula la imagen con la cercana parroquia de la Purísima, y con la festividad de la Congregación cada 8 de diciembre.

Por su parte, la advocación de Buen Camino, puede enfocarse desde un triple punto de vista, todo ello relacionado con la peculiar iconografía de la talla que porta en su mano un pequeño libro.

En primer lugar, la opción por una buena senda es la actitud de estudio y oración que debe guiar a los alumnos, enfatizando la importancia del esfuerzo y el trabajo para lograr objetivos y metas.

En segundo lugar, María es camino o modelo de santidad, y su ejemplo debe ser una referencia para la juventud, siguiendo fielmente las directrices que le marcó su Hijo, y pronunciando su fiat desde la libertad de optar por la buena senda.

Y finalmente, el Buen Camino de María incide en su valor de intercesora, ya que Ella es la ruta segura que nos lleva a su hijo Jesús.

Asimismo, la advocación del Buen Camino entronca con la historia de las devoción de los primeros jesuitas a la Virgen, ya que el primer icono mariano venerado por éstos se encuentra en Roma, en concreto en la Iglesia del Gesú. Se trata de una tabla del s. XV conocida como la Madonna dellaStrada o Nuestra Señora del Camino.